Thursday, June 14, 2007

Zicatela, Puerto Escondido


Fue una semana tranquila con En Yi en la que sólo nos dedicamos a estar juntos en la playa. En el tiempo que tenemos de conocernos no habíamos pasado tanto juntos y fue una experiencia luminosa. Lo que más me gustó fue caminar con ella bajo la luna llena y acostarnos en la arena a fumar. Me acuerdo de su rostro azul selene y de las chispas de luz en cada ola. No tuvimos música, pero el mar sonorizó todo. Hacer el amor sin música fue como tocar una sinfonía. El gran monchis de pizza y el sueño profundo completaron el cuadro de estos días y noches brillantes, llenos de conversaciones. Naturalmente, era tan bueno que no podía durar mucho. Llegó el momento de despedirnos y cada uno volvió a su hogar en direcciones opuestas. Algún día lo repetiremos. Por supuesto que surf.

14 comments:

Paul Medrano said...

Sip, algo tiene el pinchi mar para que en esos momentos no haga falta hablar, sólo sentir y confirmar, que aun siento tan insignificantes, podemos ser felices aunque sea un ratín. Cuando jale por Acapulco, écheme un grito y vemos qué hacemos

Gimena Garza said...

uuufff!! playas de Oaxaca...

Oh, puede haber algo más hermoso que el mar, ver el amanecer en rosa, revolcarse en la arena e incluso dejarse revolcar por una ola, fumarse un porro y beber chela helada mecidos por la hamaca? me super rompe la madre. Un baño con agua helada a las 6 y preparase para la noche estrellada y las pulgas asesinas (el raidol también pone, jajaja) uff... qué envidia que me dan...

Bröcoli said...

:)

:)

:)


Me dejo sin palabras tu post mi querido Yi.
"The pleasure is all mine"

Joni said...

Que vidita cabrón!!!

elgüesos said...

A toda madre. Playa. Sol. Bronceado. Toque. Roll. Sólo me preocupa que no hayas mencionado una chela por ninguna parte. Pero bueno, no todo es perfecto.

MUSSA said...

¡Qué bueno que veniste!, me imagino que fue de las cosas hermosas que a uno se le encarnan y se alojan, ahí, ahí nada más para los que lo vivieron.
Bonito, bonito, bonito.

Y también se siente bonito cuando uno lo lee en la Moscuda y "redepente" se encuentra con un comentario suyo en el bló mío.



Saludote.

Excentrico said...

hubieras venido a visitarme... esta cerca de Juchitán... jajaja

ese comentario si que es siniestro, el que me pusiste.

hhhaa... te recuerdo.. El engrane esta rodando...

Edgar López said...

Simplemente...magia.

Raúl Ernesto said...

"She comes in colors everywhere, she's like a rainbow..."

¿Estará la esencia de la vida en el perfume imperceptible de una fémina?
Por un instante eterno quizás si...

Hugo García Michel said...

Un saludo, Rigelio. Gracias por tu comentario de bienvenda en mi blog.

Hugo García Michel said...

Quise decir Rogelio, claro.

polvo de menta said...

Que bueno escaparse........... que bien cae, no estar un rato.
Te debo unas pics, las voy a buscar.

Besos. =)

EL GUARDIÁN said...

Qué chido, hermano.
A disfrutar, que esta vida es demasiado corta...

K's Sick, Sad World said...


..Yo por eso tengo mí "Acapulco en la azotea", dijeran los Pata de Perro.

Pero tu reseña del encuentro me recordó una canción...
No sé si nada que ver o X. Pero me la recordo...
Es la siguiente:

Four to the floor I was sure, never seeing clear
I could have it all, if only you are near

Four to the floor I was sure, never seeing clear
I could have it all, whenever you are near

( fou-u-u-u-u-u-u-u-u-u-u-ur )

Four to the floor I was sure, she would be my girl
We’d rent a little world, and have a little girl

( o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-u-u-u-o-o-o-o-wo-wo-wo)

Four to the floor I was sure, she would be my girl
We’d rent a little world, have a little girl

Four to the floor I was sure, never seeing clear
I could have it all, if only you are here

Four to the floor I was sure, never seeing clear
I could have it all, whenever you are near

De Starsailor.
Saludos Rock GarZa