Monday, December 17, 2007

Tu suerte cambiará después de leer este artículo


Los ladrones vieron tras la puerta una herradura para que ningún demonio con patas de pezuña entrara, pero ellos ya estaban adentro. En algún lugar del interior, repleto de libros y revistas de ciencia, encontraron un pequeño altar y encima un billete de lotería doblado entre dos veladoras y la figura de San Judas Tadeo. Era la casa del físico que vivía de dar clases en la universidad católica, compraba su billete de la suerte cada domingo, con todo y que Einstein fue claro al decir “Dios no juega a los dados”.

Los seres humanos siempre nos hemos enfrentado a lo desconocido. Todo aquello que no logramos explicarnos racionalmente, lo que rebasa nuestro entendimiento y control, lo explicamos con el pensamiento mágico, la fuente de las supersticiones y las religiones. Esta forma de pensar pre científica se desarrolló en el cerebro por instinto, así como el hombre empezó a usar pieles para quitarse el frío y protegerse de los fenómenos naturales, también creó deidades, amuletos, mitos y leyendas para quitarse el miedo y protegerse de lo sobrenatural. Primero fue el temor a la noche, luego al hambre, a las enfermedades y a la muerte en la guerra. Todas las culturas del mundo tienen sus cosmogonías y formas de conocimiento, sus cultos y creencias, sus medios para predecir el futuro y prevenir el mal.

Cuando evolucionamos al pensamiento científico y las religiones se volvieron una fuerza de dominio y control, el pensamiento primitivo ya estaba programado en la mente humana y la tendencia a pensar de esta manera permanece grabada en la información que contienen las neuronas. Desde niños aprendimos y aceptamos por transmisión cultural que el trébol de cuatro hojas propicia la buena suerte, que la pata de conejo nos mantiene en contacto con los dioses o que un gato negro es un mensajero del Infierno. No sabemos cómo funcionan ni en dónde reside su poder, pero creemos ciegamente en ellos. Para las religiones eso es tener fe.

Desde aquella edad de piedra nuestra vida se divide en constantes y variables, pero se imponen las variables o el nada permanece, todo cambia, por lo que tratar de predecir el futuro y alterar su curso a nuestro favor es imposible. El universo de la suerte abarca todo aquello que es variable e impredecible o el nada es seguro, todo puede suceder. Ante esto, la ciencia y la religión son insuficientes para explicar y controlar lo que nos sucede todos los días, no bastan para evitar que la superstición domine a la mente y que busquemos a una bruja para consulta, que vivamos con amuletos o desarrollemos alguna manía al respecto. Existen fórmulas y recetas para lograrlo todo, sin embargo, cualquier cosa funciona siempre y cuando tenga algún significado particular para su poseedor. Todos creamos amuletos, cualquier objeto puede serlo: prendas de vestir, artículos de uso cotidiano, anillos, plumas para firmar, piedras y cristales de colores, billetes de a dólar doblados en la cartera, crucifijos, imágenes religiosas, medallas y colgijos de todo tipo…

Aquí existe una industria religiosa-mística-esotérica que oscila entre la charlatanería y la clandestinidad (a la tradición mística prehispánica agreguemos brujería, santería, astrología, numerología, tarot, cafeomancia, quiromancia, magia, espiritismo, lectura de piedras y caracoles), cuyas manifestaciones no son aceptadas por las ciencias ni por las iglesias, pero gozan de gran popularidad en todos los estratos. Los números no mienten, las matemáticas son infalibles. Las religiones, en cambio, se erigen incuestionables, tienen sus cultos y talismanes con autorización divina, por lo que sus verdades se imponen como únicas e irrefutables.

El destino está escrito para algunos y para otros es una página en blanco, hay quienes creemos que la vida es un volado y los que no creen en la suerte, el azar y la probabilidad. Sin embargo, ambos nos valemos de una infinidad de cosas para protegernos y tener la dicha: dinero, amor y salud. La proliferación de charlatanes de toda calaña que se anuncian ofreciendo sus servicios o las religiones y sectas patito que brotan todos los días con la salvación instantánea, son ejemplos que confirman una cosa: hoy seguimos pensando como los primeros hombres que salieron de las cavernas.
Foto: Juan Barreto, Time Magazine.
Así pues, los vecinos del astro físico saqueado le sugirieron que se hiciera una limpia con un brujo en Catemaco, tanta mala suerte en los últimos meses era señal de que estaba salado o le estaban haciendo un trabajito. Sus alumnos opinaron que se trataba de su karma, para ellos él había ocasionado el robo de su casa por ser un ojete. Poco después de huir con el billete de lotería ganador, los ladrones fueron capturados por la policía a pesar de que se encomendaban a la guadalupana antes de cada golpe. Dentro del penal se tatuaron a la virgen en los antebrazos y en el pecho para estar protegidos, pero al poco tiempo uno de ellos amaneció muerto a picahielazos. ¿Hombres de poca fe? ¿Quién les manda no encomendarse a la Santa Muerte?

19 comments:

**aeromusa** said...

Jugar a la inocencia nos mantiene un poco cuerdos. Creer o no creer ese es el dilema.


A mi me gustan las coincidencias... a ud no?

Arturo Xiuhticoatl said...

Muy buen ensayo master. Que más se puede agregar?. Creo que desde siempre el hombre ha odiado, adorado, temido o ambas tres (Fox dixit) aquello que no comprende. Sin lugar a dudas, las religiones son las mayores supersticiones de todos los tiempos y aún así no es suficiente, pues hay que apoyarse con horoscopos, reliquias y amuletos. Es ahí donde entran los charlatanes que te cobran 50 pesos por minuto para aconsejarte, darte tu número de la suerte y venderte el kit protector por mas de 1000 morlacos¿?, bálsamos bendecidos, carne de ángel, astillas de la santa cruz...Creo que todo eso es la perversión de parte de la potente imaginación del hombre, en contraparte la imaginación del hombre nos ha brindado la literatura, la musica y el arte en general que perdurará hasta el último crepúsculo. Ahí está Pedro Páramo (para el que quiera ir a preguntarle) que demuestra que se le puede sacar provecho al lado pervertido de la imaginación del hombre...Por eso mi frase favorita de Camus es: No hay destino que no se supere mediante el desprecio. Además yo no soy superticioso por que es de mala suerte (jaja...me le tenia que adelantar a alguien)

Arturo Xiuhticoatl said...

Además quiero agradecerle el tiempo que se toma para compartir sus comentarios con la raza. Es en verdad gratificante, pues pululan demasiados villamelones con aires de divas que no pasan de simples snobs. Y en cierta forma le estoy muy agradecido, pues fue para dejar comentarios en su blog que abrí el mio y decidí amontonar palabras. Aprovechando el espacio ¿podria subir algunos de los textos que publicó en la mosca? nomas por nostalgia y para aquellos que no conocieron la revista en su mejores tiempos. Propongo tres de esos textos: el del melómano que consigue un disco de Los Pistones y el destino le juega una broma, el tipo que ingiere arañas siderales y en medio de la fiesta la tumban la cabeza y sus recuerdos ruedan por el suelo, el que asesina delfines de la noche sin intención de hacerlo. Es todo por ahora master y no se resista al espíritu navideño. Que tenga muy buen fin de año.

Arturo Xiuhticoatl said...

Y pus ya para rematar, de la más pura filosfia campirana: la suerte no para quién la busca, si no para quien la encuentra.

Rulo M. Y. said...

Es un hecho que siempre que planeo las cosas, el destino se encarga de acaecer acontesimientos imprevistos. Sin embargo, mi creer bifurca bajo mi impetu de la busqueda cientifica ante todo y es un hecho, tambien, que los peldaños que se acomodan frente a nuestros pasos, por este sendero escabroso de la vida, existen por consecuencia de nuestras propias causas. No ha de sorprendernos entonces, que por una simple eleccion al azar, ganemos, como dijera sabiamente Laura León, el premio mayor (la asistente domestica veía esa telenovela, a mi no me juzguen).

Gimena Garza said...

Olvidas la Cábala, los judíos tampoco se escapan de la suerte, los números, los símbolos y la adivinación o los mensajes en sueños.
ni decir de Alejandro Jodorovsky al lado de Doña Pachita...
o de Carl Jung con la sincronicidad.
Sin duda alguna hay una lógica no lógica detrás de toda realidad. No estoy tan segura de que "Dios no juega a los dados"

Gimena Garza said...

La muerte supongo no es mas que otro arquetipo del ser humano. Lo cierto es que deja bastantes morlacos de por medio; es como que muy taquillera...
Una vez me toco ver a la santa muerte vestida de rosa en el centro. a qué cantidad de varo le dejaron!!!
Quien fuera la muerte...

Angelina said...

Genial post!...

Si hablamos de supersticiones y creaciones mágicas estamos hablando de todo. Si podemos creer que un carro puede correr a velocidades altas, que el cáfe quita el sueño o que los hongos hacen alucinar, también podemos creer en un trébol de cuatro pétalos.

Todas las creencias de nuestra vida cotidiana, que aseguramos reales y sólidas provienen de la misma mágia y de la misma mente, la humana por supuesto!

Todos los conceptos científicos, esotéricos o religiosos son creados y asegurados por el hombre. Al final le ponemos un empaque diferente pero al final de cuentas sigue siendo lo mismo, todo tan inseguro. Lo único que deberíamos de creer es que no hay que creer en lo que se cree..

Angelina said...

y no hacerla de pedo, la neta

:)

Gabriela Clayton said...

Que buena reflexión, me acordé de la revista que me mandaste hace meses, incluso le volví a dar una leidita.
Ya sabes, siempre me ando quejando de mi suerte, que es pésima, pero lo hago mitad cinismo, mitad seriedad, no me gusta poner todo en manos de "la suerte" o "el destino", lo segundo... creo yo que es más una cosa de "coincidencias"
Los cultos y la charlatanería abusan de la inocencia, la ignorancia y la necesidad de respuestas fáciles de la gente... lamentablemente.
Sin embargo, inevitablemente cada individuo se crea sus amuletos, a veces inconcientemente, como yo cuando era pequeña y usaba la misma playera en los torneos de Tae Kwon Don a los que iba, porque "siempre me iba bien"

colectivo said...

Dato curiosón pal fijate nomás:

Versa la layenda, que existe por ahí, cerca del barrio chino en el centro del d.f., un lugar que ofrece el servicio de lectura de nalgas.

hay ojón

salud y pila

Damián Mictlantecuhtli said...

chale, para leer esto me puse mi escapulario... jajaja

no pues si... encomendarse a algo es solo para enfrentarse al mal que todos aqueja: la incertidumbre... que después de todo nos arropa.

Metrópolis said...

Sinceramente no pense que fueras supersticioso, si siempre has dejado notar que vas por la vida como empujado por el aire (zigzagueando con tu mariposa y tu dragon, muy buen comentario gracias master!).

La foto del trébol me recordó la del que me encontré en la calle y postie en mi espacio...Buena fortuna en este fin de año y siga zigzagueando a este cada vez mas amplio club de fans que tienes.

Paul Medrano said...

Ya lo había agregado, pero creo que no me aceptó: dulcebisbirinda@hotmail.com (no se ría, que es neto)

Edgar López said...

"Si las puertas de la percepción fueran abiertas el hombre percibiría todas las cosas tal como son, infinitas".

Creo que en ese infinito encontrariamos el verdadero nombre a eso que llamamos suerte, no por algo Einstein decia que solo usamos el 10% de nuestro cerebro.

Saludos

K's Sick, Sad World said...


¡Primera Novela Publicada
por Karla Nerea Valencia!

"La Eficiencia De La Muerte"


Narrativa.

Puedes leer ya los dos primeros capítulos en:

http://generationxandy.blogspot.com/



Autora:
Karla Nerea Valencia.
Diciembre 2007.

¡¡No Olvides Dejar Tus Comentarios
en el Tagboard [o CBox]!!

rotabeauvoir said...

Pues si, ejem, todo eso que dicen tus fans comentadores...

Fíjate que mientras leía tu post me acordé mucho de mi tesis de licenciatura, que es sobre brujería en Guadalajara. No se trata del culto en sí, sino que es un estudio de género que analiza la práctica como medio para romper una serie de estereotipos de la mujer tradicional, o algo asi pues, jeje, el caso es que mientras hacía la tesis, me lancé a entrevistar brujas en San Martín de las Flores, que es un pueblito cerquita de Guadalajara famoso por sus brujitas y brujitos, que hay por montones. Bueno, el caso es que un amigo me acompañó a hacer mi entrevista. Entonces, dentro del consultorio (que era un chiquerito con comida y basura tirada por ahí), me dispuse a entrevistar a la señora bruja Doña Lety, y pues, ya no? saque mi grabadora, muy mona yo, y de repente la doñita asi como percibiendo señales sobrenaturales le dice a mi amigo:

- Oye, a ti te hicieron un trabajo, gacho eh!!!

Y mi amigo... ajá.. simón...

Tons doña Lety...

-Si quieres te puedo curar, sólo que te cuesta 500 pesitos...

Y mi compaaa... eyyy, no gracias... así estoy bien...

Noooo Rogelio, no sabes lo que le paso a mi compa como a los quince días... lo asaltaron ocho cholos, lo dejaron irreconocible,SIN DIENTES!!! todo por llevar a una chica a su casa... estuvo muy grave en el hospital, a los días, despuecito de que le dieron el alta, que se trepa a su moto y que lo atropellan... otra vez al hospital... fractura del craneo y derrame interno, noooo, mal pedo, pero se alivianó. Al mes, que lo corren de la chamba, por un lío de faldas; el abogado que era su "amigo", lo hizo firmar su renuncia y luego le rompio su cheque del finiquito en la caraaaaa!!! una super mam... asi, el pobre de mi amigo...

Ahorita está chido, aunque sigue sufriendo un poco las consecuencias. El año pasado, en maruata, se le cayeron los dientes en la arena en medio de la oscuridad de la nocheeeeeee!!!(es que son postizos, jeje, como los cholos se los tumbaron y le sale caro ponerse unos chidos permanentes) y para enconrtarlos, bueno, con lámparitas y miles de ojos escarbando la arena, jajaja... en fin.

Yo no creo en las brujas, pero explícate estos acontecimientos... a ver... si yo siempre lo he dicho, soy una persona escéptica que no puede evitar checar el horóscopo en los periodiquitos que regalan en el tren ligero...

Saludos!!!

Ah! y feliz año nuevo!!!

Elias said...

Buen post, saludos y feliz año

Edgar López said...

Aunque ya comente, leí y no se que mas, aprovecho para dejar un abrazo, los mejores deseos y mucho rock and roll, brother, que venga un año espectacular.

Saludotes