Tuesday, March 10, 2009

Mac is dead

Como los personajes de Blade Runner,
perdí toda la memoria

Estoy tratando de reconstruir mi pasado inmediato desde septiembre de 2008. Hace dos sábados en la madrugada escribía una colaboración para la revista digital Decir Revés y de pronto la mac se pasmó. La reinicié, pero no volví a saber de ella. El lunes se la llevaron a Emergencias Mac y el diagnóstico fue mortal: el disco duro estaba tan dañado que era necesario cambiarlo y la información quedó irrecuperable en esa cajita plana y verde Toshiba. Toda la memoria perdida desde 2005. Al revisar mis respaldos descubrí algo peor, que la última vez que hice uno fue en septiembre del año pasado, antes de irme a Mérida. Regresé y en diciembre-enero estuve yendo a Guadalajara a presentar el libro, a la FIL y a ver a mi chica, Jessica. Ahora estoy trabajando en una agencia del DF, pero ese capítulo de la Odisea en Zig-Zag sigue pendiente de contar, es ondulante y acontecido. Cinco meses completamente perdidos en textos, artículos, notas, archivos y documentos del libro y la editorial, imágenes, fotos, ilustraciones, colaboraciones en curso para Replicante, Bike a Fondo y TODO lo demás … Para tirarse por la ventana de un décimo piso.

La máquina hueca
El nuevo trabajo me tiene tan ocupado en la agencia que no he tenido tiempo de reparar en todo lo perdido y trato de reescribir los textos pendientes, sin embargo, me siento desanimado. Cuando me entregaron la mac con el nuevo disco duro sentí un desapego extraño hacia ella. Ésa máquina no era mi iBook G4 customizada, sino un cascarón vacío. Nada me unía a ella como antes, salvo la necesidad de sentarme a escribir con Deadhead en la tapa. Y nada me cuadra en ella desde que la volví a encender, con otra versión que parece incompatible con lo que suelo conectar, como el iPod y la cámara digital. Sé que perdí muchas cosas, pero aún no estoy plenamente seguro de qué hasta que lo necesite y lo busque, entonces caeré en la cuenta: ¨aaah, eso se perdió¨. Y todo por no respaldar...

Mi save queen de save screen
Éste es el primer texto que escribo en la máquina hueca, apenas empezará a generar contenido. He pasado horas revisando respaldos y pasando algunas cosas que me servirán para darle algo básico y reestructurarla, la otra ya era un laberinto personal con cuatro años de enredo. Como salvapantalla puse una fotografía que le tomé a Jess en el balcón de su depa, me gusta ver su sonrisa al encender la máquina. Con estos dos elementos deja de estar vacía y tiendo mis primeros lazos afectivos con esta vieja nueva mac.

15 comments:

Metrópolis said...

Como película de Sci-Fi, poco a poco dependemos tanto de las maquinas, en las cuales introducimos algo mas que archivos de texto, música e imágenes...introducimos en ellas nuestra vida.

Uno siempre aprende por experiencias ajenas, creo que lo tendré en cuenta y me pondre a respaldar mucha información que tengo en mi Toshiba: Maestría, Tesis, Blog y fotografías...no quiero sufrir un paro informático.

Saludos mi estimado maestro!

Brujísima said...

se siente bien feo depender asi de un aparato... o experimentar una sensacion de vacio por algo que en realidadno tiene vida, me pasó cuando perdí mi ipod.

porque ya he aprendido a respaldar seguido, esto de las compus es un albur...

bueno!

me voy a dormir!

te deseo buen viaje con tu nueva vieja mac

Paul Medrano said...

Sí, ya he pasado por eso. Fue en una pinche PC. Ni quiero recordar ese episodio porque me emputa. Ya se perdió, total. Menos mal que ya anda de retache. Saludo y felicitación por su romance. De pronto la compañía femenina se vuelve útil, necesaria, imprescindible, cómoda, vital. Es chido contar con alguien. Chido

polvo de menta said...

ay... que mal, siento lo de tus archivos... se siente bien feo =/

Lileny Piña Moreno said...

Holaa!!! sr. zig-zag (de respeto).
meda gusto vorverlo a leer ya que nos tenia un poco abandonados jeje y con el escrito de lo que le paso a su compu que mal, pero de algo estoy segura que no le volvera a suceder.
deseo que se encuentre bien y meda gusto que lo hayamos tenido de vecino por Campeche estado usted en Mérida espero que haya sido de su agrado estar por esos rumbos maravillosos.

cuidese y como buena campechana le mando muchos saludos desde Chiapas y siempre es un placer leerle!!

marlucan said...

¿Qué tal roger?:
A mí no me ocurrió con una computadora, sino con los ya inservibles diskettes: perdí fotos, diseños y demás sólo porque al no compatir, el floppi drive los rayó.

Pero estoy usandoun e-mail.como disco virtual, cuando compre una memoria, lo libero de espacio.

Suerte con tu compu.

Elis De Sucre said...

maldita tecnologia, es muy cierto lo que dicen sobre la dependencia enferma, hacia cualquier objeto, persona o circunstancia, ni pex, bien venido al selecto club de los que olvidamos respaldar (me choca esa palabra)
saludotes!!!

checo_motoneta said...

jejeje si chale igual a mi me paso lo mismo hace como un año.. hasta te saca piedras del riñon,, sientes que se te va la vida en 60 gigas de archivos.. pero bueno.. mejor la compañia humana.. saludos..

Coahapan said...

ujule maestro, eso si está feo, no estar actualizado en respaldos y que se vaya la luz sin haber salvado es de las peores pesadillas informáticas.

Un abrazo

Arturo Xiuhticoatl said...

A respaldar señores!

Ciudadana Herzeleid said...

La experiencia me ha dicho que las maquinas son putas traicioneras, lo digo como experiencia desde los catorce años, ahora tengo veintitres, y he perdido muchos pedazos de memoria.

Y eso que fue una Mac la tuya, considerando tu situación, te fue bien. Ahora mismo respaldo mis archivos :)

Monica Alvarez said...

Hola amigo:
terrible lo que te ha pasado.Yo tomo precauciones y respaldo periódicamente mis archivos.
Te queda el consuelo de Jess y te digo que gracias a tu experiencia me dispongo a respaldar lo último desde Nov.2008(último respaldo) a la fecha.
Saludos y mejor suerte.

Carlos Velázquez said...

no quepa duda:

la vida es un bolero.

sr. rogelio. leí su coment y post yo también he andado de allá para acá. ando acabando 60 pag de ensays para unas coedicones, me casé por el incivil, por eso no le he podido mandar us ejmplar de la biblia ranchera, pero en breve lo tendrá.

es peor tener un amor al disco duro y perderlo que no haberlo tenido nunca de los nuncas jamases

GIga said...

...como Lázaro pues la compu...
saludos,

· said...

(respaldando)