Saturday, April 17, 2010

Lo In es ser Green

Radicalismo cómodo en la Cumbre de Copenhague*

Copenhague se convirtió en el destino del activismo chic durante la Cumbre del Cambio Climático, inundada por oleadas de gente cuya presencia innecesaria y oportunista responde al protagonismo, así como de green breakers que arribaron dispuestos a salvar al planeta. Son los ecologistas más recalcitrantes que volaron en clase turista desde México y otros países.

Los ambientalistas también contaminan, la diferencia es que su misión les da “licencia” para realizar el viaje redondo y arrojar a la atmósfera, cada uno, 1924 kg de CO2, de acuerdo con el sistema de medición de emisiones diseñado por Air France. Aplicando el pensamiento maniqueísta y excluyente de militantes y activistas, eso bastaría para expulsarlos del auténtico núcleo ecologista.

Por ejemplo, el turista ecológico Juan Carlos García, que da su testimonio aquí , es el clásico hippisnice que con toda corrección política declara uno de sus mantras: “Las grandes corporaciones tienen secuestrada a la COP para imponer su criterio”… Conforme habla con este lenguaje me asalta la idea de un comando de ejecutivos elegantes que somete a los organizadores y negociadores a punta de AK-47. En seguida surgen dudas: ¿Qué corporaciones y, en concreto, cómo le hacen para secuestrar una cumbre? No lo dice, denuncia sin aportar nombres, datos, hechos, cifras. Y los niños verdes esperan escuchar este tipo de señalamientos que aceptan y repiten cual dogmas para justificarse y dar lecciones.

¿Qué harían los green breakers y los ecologistas de aparador sin las malignas corporaciones? Para llegar a “Hopenhague” el ecoturista tomó uno o más vuelos de One World y cargó con su arcón de viaje que contiene: una lap top HP, un celular Nokia o Blackberry, un reloj Casio, un iPod, una cámara digital Fuji, pilas recargables, tarjetas de memoria, usb… o todo eso en un pequeño dispositivo. Pudo lanzar su mensaje al mundo gracias a una cámara de video Sony, a una Mac y a un software para editar, a Youtube y a Facebook… ¿Son éstas las corporaciones a las que se refiere? En el discurso generaliza y acusa a la entidad sin nombre, pero no le causa conflicto consumir y aprovechar lo que produce. Hasta él entiende la importancia de las herramientas y los medios que El Mal pone a su alcance.

Hay personas que estaban convocadas a la cumbre o que tuvieron la oportunidad de ir, pero declinaron luego de reflexionar al respecto. Existe el activismo con otra perspectiva, abierto y sin prejuicios, que no pretende enfrentar porque tiene otros métodos y alcanza sus objetivos a través de las alianzas y las ideas. BioTU es un ejemplo de cómo pueden complementarse los intereses a favor de un proyecto sustentable. Por su parte, la organización Avaaz nombró a las “corporaciones e intereses” y explicó el mecanismo que utilizaron en la COP 15 las industrias de combustibles fósiles agrupadas en la Cámara de Comercio de Estados Unidos, como Exxon Mobil, Chevron y Conoco Phillips, quienes introdujeron a los llamados lobbies para influir en las negociaciones y decisiones. La política climática de la Cámara ha sido motivo para que las empresas Nike y Microsoft se opongan, mientras que Apple, Exelon, PG&E y PNM Resources la abandonaron en 2009 por estar en desacuerdo.

En diciembre de 2010 se realizará en México la COP 16. Sin duda viviremos de cerca la pasarela y el show.

* Publicado en Replicante.

8 comments:

Luis Eduardo Siles said...

Hay demagogias de proporciones tan descomunales que pasan al ámbito del surrealismo, son imposturas al límite de lo diabólico, cinismos que necesitan algún nuevo superlativo.. Este es el caso de la la cruzada internacional a favor del medio ambiente y de la “madre tierra” que intenta presentar como su nueva identidad ideológica el señor Evo Morales, iniciativa que tiene una consistencia ética parecida a una convocatoria de Osama Bin Laden a la Paz mundial.

La producción de hoja de coca, sustento político, económico, y principal fuente de legitimidad presidencial, ha experimentado un crecimiento geométrico desde 2006, incluyendo el cultivo en casi todas las áreas protegidas, y es responsable de la mayor devastación de las tierras fértiles en Bolivia desde que los conquistadores españoles decidieron acabar a plan de incendios el manto vegetal altiplánico. A la esterilización producida por el arbusto, que imposibilita cultivos posteriores durante una década y cuya superficie aumento en nueve veces durante la presidencia de Morales hasta alcanzar hoy 50 000 hectáreas , se deben agregar la inmisericorde y descontrolada vertida de miles de litros de residuos altamente tóxicos de acido sulfúrico, cal viva y otros químicos, derivados de la masiva producción de cocaína que a migrado de sus lugares de producción en el oriente a zonas peri urbanas y rurales del occidente. Morales incluyó a la hoja de coca, sin la cual es obviamente imposible producir cocaína, en la constitución y el canciller Choquehuanca propuso que los niños de Bolivia debieran tomarla en el desayuno en vez de la leche.

Esta devastación es gravísima e ilustra la hipocresía de un gobierno que vocifera sobre el agua como un derecho humano, por ejemplo, pero que permite que la minería transnacional contamine como nunca los acuíferos del altiplano y como en el caso de San Cristóbal en pocos años habrá consumido por si sola tales cantidades que habrá convertido el sur de Bolivia en un desierto hasta debajo de la superficie.

El “sagrado” lago Titicaca se ha convertido en una cloaca producto del derrame de aguas servidas que ha crecido sin que se haya definido una política pública sobre esta problemática que ha confinado la presencia piscícola a las áreas de granja y a las especies que aun toleran esta contaminación. En el carnaval de Oruro, bajo la etiqueta de respeto a las “culturas ancestrales” miles bailaron haciendo sonar instrumentos musicales y exhibiendo vestuarios hechos con especies en extinción sacrificadas expresamente ignorando no solo las leyes sino los ruegos de organizaciones medioambientalistas y ciudadanos.

Ufano de su relativo apoyo electoral, el gobierno seguirá sembrando las canchas de futbol de todo el país de césped sintético para que armonice con alfombra de basura plástica que acompaña al viajero a lo largo de todas las carreteras y que es la cotidianeidad de la mayoría de los pueblos, e incluso de ciudades como Oruro y Cochabamba. En esas condiciones presentarse con una careta medioambientalista es una desfachatez descomunal, una indecencia cínica y grotesca.

DECIREVES said...

Como se dice?

"No muerdas la mano que te da de comer?"

Eso aplica para todos esos greenies jajaja

Aunque la Madre Naturaleza ya esta abriendo los ojitos, se esta tambaleando y echando unos escupitajos de lava en varias partes del mundo...no me imagino cuando le de un colico o algo por el estilo!
Que San Greenpeace nos coja confesados!

DECIREVES said...

Saludos...jajaja se me olvidaba!

Hector H said...

maestro: chécate el siguiente link, me parece que dice algunas verdades. El blog es sobre economía. Bastante recomendable en general.

saludos!


http://mexicoliberal.blogspot.com/2010/01/se-cancela-el-calentamiento-por.html

checo_motoneta said...

uyyy pues estos temas ni los toco, por esa gran razon. todos somos victimas de esas grandes compañias que criticamos, mas mi pesimismo de que la humanidad ya esta enteramente perdida y en un larga cuenta regresiva pero ya no hay marcha atras, puede ser una manera de pensar muy mediocre, pero no me conflictua por lo que pasa alrededor y vivo tranquilo viviendo al dia por que nadamas vida tenemos una y es corta, solamente tratando de consumir menos y no contribuir mas a lo yo perdido...y si me cagan un poco esos greensitosglobalifobicos con sus andidas...

Karina Cabrera said...

Por ahí dicen que la Tierra no está dando la espalda... pero para que le demos un masajito.

Es cierto, se contrapone completamente el hecho de que los activistas dejan una huella de carbono gigantezca cada vez que protestan en algún lugar, sin embargo algunos preferimos realizar verdadero activismo verde en nuestro entorno, sin tener que divulgarlo y aplicándolo a nuestra vida diaria lo máximo que se puede. Tal vez para algunos es in, pero a mi en serio me gana la culpa el desperdicio de cualquier tipo.

rogelio said...

De eso se trata, Karina, precisamente, de cambiar nuestros hábitos de consumo y de vida.

Raúl Méndez Velázquez said...

Me gusto mucho la manera en que describiste esos entes... creo que a veces el querer aparentar estar siempre politicamente correcto no siempre es lo mejor. En fin hubiera querido decir algo mejor. Pero tu texto lo dice todo. (al menos en esta entrada je)