Thursday, August 9, 2007

Kid Coachella: cada playera es mi bandera (V y último)


Escoge tu playera-bandera.

Las legiones de televidentes y asistentes acudieron al rescate del planeta, siguiendo el llamado de Gore y sus estrellas desinfectadas. Entre los más entusiastas se distingue al Kid Coachella, habitante de este tipo de conciertos que cambia de bandera como de playera. El Kid Coachella es políticamente correcto, simpatiza con todas las causas sociales y naturales, es un turista del activismo con estilo, los derechos humanos, la autonomía indígena, el muro fronterizo y los indocumentados, las muertas de Juárez, los damnificados, Chiapas y el Tibet, los derechos de los animales y las relaciones públicas… cualquier pretexto es bueno para un mega concierto solidario, sobre todo si se trata de “crear conciencia sobre la problemática ambiental”.

$O$ y un poco de basura al final de los conciertos.

A estas alturas, ¿quién no se ha dado cuenta de que los daños ecológicos ya son irreversibles y lo único que nos queda por hacer es detener la degradación del planeta? Todos lo sabemos y sabemos cuáles son las cosas que podemos hacer para contribuir sin necesidad de que un Al Gore y un circo de rockstars nos lo vengan a decir como si nos quitaran una venda de los ojos. Vamos, ¿acaso los rockstars son incapaces de organizarse por sí solos o de llevar a cabo acciones en sus giras y conciertos? En el fondo, lo que falta es un poco de ética, ni más ni menos. Live Earth fue innecesario y perjudicial para el planeta, hubiera sido mejor que no se realizara de esa forma y que los organizadores pensaran mejores opciones para enviar su mensaje.

¿Entre el desmadre y la conciencia?

El siete de julio, el Kid Coachella fue un chico "ecológico", su playera de Live Earth así lo indicaba. Al día siguiente regresó a su vida cotidiana y a sus hábitos de consumo en el Wal-Mart que acaban de construir sobre el área verde de su infancia, ahí pudo comprar su DVD del concierto y contribuir a la causa climática de Gore. Sería difícil decir que algo cambió en él.

18 comments:

Joni said...

Mi desacuerdo nace de esta premisa, sobre la que se construyes todo tu choro.

"A estas alturas, ¿quién no se ha dado cuenta de que los daños ecológicos ya son irreversibles y lo único que nos queda por hacer es detener la degradación del planeta? Todos lo sabemos y sabemos cuáles son las cosas que podemos hacer para contribuir"

No toda la gente sabe, lo dices que toda la gente sabe... para empezar hay millones que no saben leer ni escribir, hay millones que no satisfacen necesidades básicas, y hay millones a los que les vale madre saber como pueden contribuir, yo creo que para ellos es a quien se dirige el mensaje.

Juan Carlos Gutiérrez Mercado said...
This comment has been removed by the author.
Juan Carlos Gutiérrez Mercado said...

Este mensaje va para el Joni: Amigo, aquí algunas respuestas a los comentarios que haz dejado por acá.
Uno.- No todos pensamos como el estimado Rogelio, porque en ese caso ni siquiera dejaríamos un comentario por estos lares. Qué hueva habitar un mundo donde todos piensen igual; es valioso sopesar diversas opiniones, la tuya, la de Rogelio, la mía, pues dan un marco de opciones y reflexiones críticas a los problemas que nos aquejan.
Dos.- La organización de un evento pro-causa es válida; lo que no lo es es que personas se cuelguen de estos acontecimientos en beneficio propio. Al Gore utiliza el Live Earth como plataforma política para llegar a la presidencia de los EE.UU. y no hay vuelta de hoja. El hecho de que lo apoyen personas que en su momento fueron censuradas por iniciativa de este político sólo demuestra que los músicos no tienen un mínimo de respeto por sus ideas y quieren figurar en el evento de moda para vender más discos o salir en más revistas. Están ahí para promover su imagen.
Tres.- Retomo el punto de los eventos pro-causa. Sus fines son más efectistas que efectivos. Me explico. Son como los fuegos artificiales: se prenden, lanzan chispas, brillan, explotan, y al final nos sorprende una nueva explosión. ¿No habría otra manera de crear conciencia? ¿Por qué no dar asesorías para el manejo de residuos o donar dinero a investigaciones preocupadas en un desarrollo sustentable? Hay diversas maneras de apoyar una causa como la ecológica. ¿Viste la foto del final del concierto con la basura en el suelo? ¿No que muy ecolocos?
Cuatro.- La gente que no sabe leer ni escribir no era el target de este evento. ¿Cómo podrían enterarse de este evento personas que sobreviven con un ingreso de un dolar al día por culpa de su analfabetismo? A ellos les preocupa comer, no ver un concierto donde les expliquen que el mundo se acaba. Creeme, la gente que no sabe leer ni escribir ni siquiera tuvo acceso a Internet, tele abierta o de paga para ver el concierto...
Cinco.- La industria de Estados Unidos es responsable de la cuarta parte de los contaminantes en el mundo. Lo que tú y yo hagamos por tratar de salvar el medio ambiente es una trillonésima parte de lo que le toca a estos tipos. ¿Crear conciencia en la gente? Bonito propósito. Utópico, pero bonito. Que los empresarios respeten al mundo, eso sería mejor, ¿no lo crees?
Perdón por este monumental comentario, pero éste es un buen lugar para confrontar ideas y llegar a acuerdos. Saludos a todos.

Joni said...

Muy bien, me parece muy bueno tu comentario, y creo que estoy de acuerdo con todo lo que dices.

Nadamas unos breves comentarios, primero sobre el tema principal, a pesar de que si es criticable los intereses personales de los participantes y organizadores, por lo menos ponen el tema a discusión, lo que ya es ganancia. Desde mi punto de vista eso es más importante que la publicidad que se puedan hacer los políticos y estrellitas que participen.

Sobre mi comentario de que todos piensan igual, lo hice, con base en lo que se lee aquí. Todo los comentarios sobre lo que escribe Rogelio son puro elogios, wow! si! etc. y se me hizo raro ver nada más eso.

Sobre tu punto 4, de acuerdo que el target no es la gente que no cubre sus necesidades básicas, pero el target si es toda la bola de chavitos (y no tan chavitos) que les vale madre el tema y son fans de las estrellas participantes.

Saludos,

Damián Mictlantecuhtli said...

sinceramente creo que, esos conciertos no influencien para dar conciencia...

si de por sí, las personas nunca hacen caso a las recomendaciones ecologicas (letretos, etc) no creo que un concierto lo haga.

Ademas, eso de poner el tema a discusion sobre el daño ecologico, eso a nadie le importo...

Maquiavélica Superficial said...

Hola Ecoloco¡me tiene olvidada vecino¡¡¡no q ibamos a ir al cine ajà¡¡ sigo esperando¡¡ahora me tendrà q invitar unos wodkas eh¡¡¡¡¡ jajjaa
niño y tu no fuiste a Coachella?' yo tengo ganas de ir¡¡¡pero muy independientemente que separo mi basura en casa¡¡¡
besitos maquiavelicos

Raúl Ernesto said...

¡jajajaja!

MUSSA-HUMBERTA said...

Pff.
Y además toda la parafernalia resultante.


Beso.

LA Matrsuhka said...

los jovenes tenemos derecho a decidir nuestras peleas, no moralistas como al gore. Y la verdad, yo estoy con el garza y si alguien no, pues aguas, o le mando a la banda. Saludos y visiten mi blog

Edgar López said...

Orales¡¡¡
Me latieron las cinco partes, no comparto todo lo que dices pero si coincido en muchos puntos.
Yo creo que esa jalada de la etiqueta de letras explicitas contribuyo a vender mas discos, siempre lo prohibido es carnada para el consumidor.
Confieso que tuve una playera que traia estampada esa etiqueta, era una forma de burlarse.

Y si es cierto que hay mucho morrillo y no tan morrillos que cambian de bandera mas seguido que de chones.

Vuelvo a a repetir como en un comentario anterior, hay una linea delgadisima en este tipo de eventos que separa a los comprometidos y a los oportunistas, pero ni hablar a veces es el precio por concientizar.


Saludos

Gabriela Clayton said...

ah! he estado leyendo todas las partes de esta crítica y he soltado sonrisillas al recordar mi facultad, todos parecen Kid Coachellas, y los detesto tanto, quieren estar en todo y no saben bien que pedo con cada causa y cuando les preguntas se ofenden y te llaman "cerdo capitalista", como si el capitalismo fuera mismísimo satanás, yo creo en el detenimiento del deterioro, y creo en la "ecología", pero mi estandarte, mi lance es otro, y sólo ando clavada en una "causa", no quiero ser filantropo todologo, en ese sentido me ha encantado esta crítica, y en todos los demás también, estemos de acuerdo no, es un punto de vista fundamentado y cuenta como una opinión válida con sustento, una opinión sin sustento es casi como un chiste

rogelio garza said...

Gracias a todos por participar con sus comentarios.
Dios nos libre de pensar todos igual, el Zig-Zag existe para diferir de las masas enajenadas y oligofrénicas.
Joni: te equivocas, la premisa sobre la que se fundamentó el artículo no es la que mencionas, sino “la falta de congruencia y ética entre los organizadores y participantes de Live Earth”. Frente a los hechos, estos cómplices carecen de autoridad moral y de creedibilidad. ¿Poner el tema a discusión ya es ganancia?, ¿y los millones de dólares recaudados y los generados en los medios por publicidad acaso no lo son? Hasta el momento no se han hecho públicas las cifras y el destino del dinero, qué raro. Tan contradictorios y evidentes resultan estos personajes que Live Earth fue como querer apagar un incendio arrojando toneladas de cerillos.
Tienes razón en una cosa, debí matizar el “todos sabemos” y cerrarme al universo del público objetivo, el target informado y con poder adquisitivo que ya mencionó acertadamente Juan Carlos Gutiérrez. En este caso fue el más ingenuo y maleable de todos los públicos, el Kid Coachella, pero al mismo tiempo el más valemadrista y consumista del mundo. Me parece demasiado infantil creer que un mega concierto los va a “concientizar”, ni siquiera a “sensibilizar” al respecto, cuando lo esencial es cambiar nuestros hábitos de consumo y de vida. Si fuera como dices, el mundo ya sería mejor luego de tantos conciertos concientizadores. Los conciertos sólo entretienen, distraen y llenan cuentas bancarias.

Y sin embargo, insisto, todos sabemos. Creo que subestimas a la gente. O la gente finge. No es necesario saber leer ni escribir para darse cuenta de que el clima está cambiando jodidamente. La gente del campo lo sabe mejor, no sólo son protagonistas de la deforestación irracional y del agotamiento de las tierras de cultivo, también han visto sus comunidades arrasadas por la naturaleza enfurecida. Pero son pobres, no tienen poder adquisitivo, por lo tanto no existen para la causa de Gore. Y aunque tuvieran televisión y sintonizaran un concierto “ecológico”, dudo que hubieran actuado en consecuencia porque no saben qué hacer, sus hábitos y costumbres están arraigados, y Madonna tampoco se los va a explicar. Sabemos, pero nos hacemos pendejos y tranquilizamos nuestras conciencias con Live Earths.

Bröcoli said...

G, comentario tonto por que no me pondré a leer el post (rait nau)..demonios! tengo que salir corriendo por que hoy es mi regreso a la escuela (suspiro)...

Anyways, la foto de SOS me recordo a los raves al día siguiente, el "PLUR" de la banda intoxicadisimo y nadando en basura.

Beshoss

EL GUARDIÁN said...

Vaya con los putazos...
Bueno, pus el anuncio obligado:
Vendo playeras de "rack'n'rol". Seguro tengo la de tu banda.
Toy juntando pal bonche de conciertos que se avecinan.

Atte.
Kid Coachella.

Joni said...

Hola!

¿Quien es público target de estos conciertos? es gente con un poder socioeconomico muy por encima del promedio mundial, y en México más. Gente que puede pagar para ir al concierto, para comprar sus discos, para pagar el ppv de su canal de cable o su internet de banda ancha, etc.

Los que se gastaron su varo en ir o ver el concierto son los más sumidos en el consumismo en el que vivimos y por lo tanto a los que se dirige el mensaje para que hagan su "aportación hormiga", como la que podemos hacer tu o yo.

Que a muchos les vale madre, pues si, pero también muchos van a reflexionar sobre el tema. Finalmente, los que pagarón por ver el concierto fueron los que financiaron todo, los ingresos de Gore, la publicidad a los discos de los músicos, y que el tema se conozca y se discuta un poco más (que creo tiene la misma relevancia que las aportaciones hormigas que podemos hacer nosotros)

Sobre la premisa en la que fundamentas el artículo, opino que es menos etico no participar y no hacer ruido para que un tema se discuta. Y sobre la congruencia digo a que a mi me sigue pareciendo marginal que se haya generado basura y consumo de gasolina y energía eléctrica especificamente para el concierto, por que finalmente la basura se iba generar, los aviones iban a volar y la energía se iba a consumir, y si no fuera por el concierto no estaríamos discutiendo esto nosotros aquí.

Dicho sea de paso, yo ni vi el concierto, ni compro discos, ni voto en los EU, y además nunca había oido hablar de "Kid Coachela"

Saludos,

Juan

Joni said...

Todas las opiniones vertidas por el Joni son responsabilidad de su autor. No, en serio, aclaro que lo que digo es sólo un punto de vista, el mio; y por supuesto no creo tener la verdad absoluta.

Paul Medrano said...

“Que a muchos les vale madre, pues si, pero también muchos van a reflexionar sobre el tema”...

...“finalmente la basura se iba generar, los aviones iban a volar y la energía se iba a consumir”...



No pos así no baila mi’ja con usted mi querido Juan. Coincidir con alquien, en este caso con el Roger, no significa que piense igual que él.

Berenixe said...

ahh que Gore tan chispa!!


juar juar!

pero de esos pseudo activismo hay en todos lados, hasta en mi rancho!!


:P

besitos!