Wednesday, February 7, 2007

Blog You


Remembranza de los Siete: Gimena Garza

Finalmente lo hice. Creo que soy el último mexicano en tener uno. Todo el mundo me mandaba invitaciones para visitar sus blogs, flogs, myspaces, toquesdequedas, anexos y similares. Algunos me parecían interesantes, pero no lo suficiente para hacer uno. Tantas invitaciones me desanimaban, soy renuente para esas cosas cuando se ponen de moda.
Pero mi rupestre interno estaba en un error, salió de la caverna y descubrió que el blog es un medio muy eficaz cuando me dieron el pitazo sobre una oportunidad de trabajo en Montreal. Desde hace un año estoy en una agencia y quise actualizar mi carpeta con lo de 2006, pensé en armar un Powerpoint, enviar pdfs por correo elctrónico o quemar la carpeta del año pasado y enviarla por mensajería; lo que fuera, tenía que hacerlo rapidísimo. Acto seguido se me ocurrió hacer un blog. Al enviarles la dirección, sólo tendrían que oprimir con un dedo el password mágico y abracadabra. Lo hice en poco más de una hora y envié el show curricular bellamente ilustrado con lo más reciente y doblado al inglés. Sin quemar un disco, sin imprimir una hoja, sin problemas de download, sin pagar envíos. Una dirección vía e-mail y listo.
Noventa minutos de armado bastaron para que me dieran ganas de hacer el otro blog, el de Zig-Zag, y dejar que las ideas se deslizaran de un tema a otro con esa libertad de movimiento. Le metí textos que por alguna razón no se han publicado, artículos de la serie Las Bicicletas y Sus Dueños del Milenio, minificciones, pintura, foto y lo que va saliendo al paso de la noche. También oldies del zigzaguero Lecturas para Fumar, el no libro que reúne los mentados y comentados durante diez años. Aquí conviven sin problema Charles Manson y Black Flag, el Gansito Marinela y los Don Ramones, Britney Spears y el Duende Bubulín, los Greenhornes, Hunter Thompson y Sid Vicious con el Gran Fraude Rocanrolero. Lo que más me entusiasma son las dos ruedas sobre las que rola el blog: la música y las bicicletas.
Y más. En él escribí e ilustré cosas que sólo habían sido publicadas en mi mente, como la última fuente de felicidad que me queda: mis sobrinos Regina y Andrés tocando sus guitarras. O escribirle un sueño a Ale cuando se alejó volando con sus alas de mariposa. Me pareció una estupenda terapia porque me gusta jugar con las palabras y las imágenes. Siempre llevo una libreta de ideas y una pluma a todas partes. La pluma es un bastón de poder, las hojas se llenan de garabatos y dibujitos. No sabes cuándo se te van a ocurrir las cosas y más vale anotarlas para no dejarlas en manos de la memoria. Pero nunca he hecho un diario. En vez de eso, prefiero que esto sea una bitácora de vuelo nocturno.
El blog es una forma muy entretenida de conocer los nuevos medios, de estar en contacto con los demás, borrar fronteras, fomentar el flujo de la información y conocer a estos numerosos grupos de personas que viven en blogiedades. Ya no tienes que preguntarte qué es lo que pasa por la cabeza de las personas, parece que ahora lo sabes porque cada quien se ha instalado una pantalla donde puedes verla y leerla. También es el espacio que cada persona se ha creado para quererse a sí misma, no dudo que el MySpace se llame así por eso. Aunque ahorita lo niegue, supongo que terminaré por mudarme al blog.

1 comment:

polvo de menta said...

a mi me gusta que estes aqui