Friday, March 30, 2007

***Aquí está Bubulín***

Seis años después de publicado el texto ¿Dónde está el Duende Bubulín? en La Mosca (ver el post en el mes de enero), un paseante del Zig-Zag, el zonico.blogspot, me envió una entrevista que le hicieron al buscado Duende. El misterio ha terminado. Y la ilusión también.

Como ya es costumbre en El Phineas, cada abril dedicamos unos cuantos posts a la niñez y a nuestros vivos recuerdos sobre ella. Hace unos cuantos meses recibimos un comentario de una persona que fue el creador de uno de esos tantos recuerdos. Durante varios años, los niños de Monterrey (y poco después, a nivel nacional) siguieron las aventuras de este personaje y cantaron sus canciones. El personaje se retiró de la pantalla chica, pero no así su recuerdo que para muchos de nosotros sigue vivo a través de la nostalgia de tiempos pasados, cuando teniamos menos preocupaciones y todo se resolvía haciendo un berrinche. Nos referimos al Señor Juan Carlos Abara, el Duende Bubulín.
Cuando recibimos su comentario, decidimos contactarnos con él para saludarlo y hacerle unas cuantas preguntas. Teniendo en cuenta que el Sr. Abara es en el presente un empresario con no pocas ocupaciones, no creímos que nos fuera a contestar, pero para nuestra suerte, se trata de una finísima persona y accedió con gusto a contarnos su historia. Así que para finalizar el mes de los niños, les presentamos esta pequeña entrevista con el Duende Bubulín.

Muy buenas noches, Sr. Abara. Sabemos que su país natal es Chile,
pero ¿podría contarnos un poco más sobre sus orígenes?
Juan Carlos Abara H., nace en el sur de la República de Chile en un lugar llamado Pucón, convertido ahora en uno de los más exclusivos centros turísticos. Aclaro que cuándo yo nací, era sólo un pueblo perdido en la Cordillera de los Andes. En 1960, un terremoto de una magnitud impresionante (el más grande registrado hasta ahora) hace que parte del patrimonio familiar se pierda y mi padre decida que la familia se traslade a la capital del país, Santiago de Chile. En 1964, comienzo a cantar en diferentes programas de aficionados y surge un contrato con una disquera para grabar mi primer disco como baladista, el cuál sale al mercado en 1966 y posteriormente en ese mismo año grabo 2 discos más, sin mayor suerte. En 1967, con la canción “Lo que no fue”, llego a los primeros lugares de popularidad, y a esa canción le siguen “Llévame contigo” y “Miento”. Al final de año gano prácticamente todos los premios que daban los medios y periodistas de espectáculos como revelación y mejor intérprete; entre esos premios uno otorgado por la revista Ritmo que consistía ir como invitado al festival de San Remo, Italia.

¿Cómo es que llega a México?
Bueno, en los años 1968 y 1969 se repiten los éxitos y a raíz de los mismos fui contratado para venir a grabar a MÉXICO por la RCA Victor, hoy BMG. En México no tuve mucha suerte como cantante y a pesar de haber grabado varios discos, no pasé de algunos bares y lobbies de hoteles, pero como compositor la suerte era diferente. Artistas como Olga Guillot, Angélica María, Los Polivoces, Los Joaos y muchos otros grabaron mis composiciones.


¿Y cómo nace “El Duende Bubulín”?
Estando en México, me casé con una hermosa mexicana en 1971 y en 1972, cuando queda esperando a nuestro primer hijo, comencé a escribir canciones para niños, con la idea de cantárselas a él. Luego, cuándo va a nacer mi segundo hijo, se repite la historia, pero esta vez, un ejecutivo de la RCA México las escucha y me ofrece grabarlas, de esa manera nace El Duende Bubulín en 1975. El programa de el Duende Bubulín fue transmitido durante un tiempo en Monterrey para después pasarse a nivel nacional.

¿Cuál fue el motivo de su cancelación?
El programa en Monterrey no se canceló, fuí contratado por Canal 13 de la Ciudad de México por órdenes de una alta personalidad de la politica y tuve que decir sí o sí… (Nota del Phineas: Esa alta personalidad fue Doña Margarita López Portillo, Directora en aquél entonces de la RTC y hermana del expresidente José López Portillo) En 1981 adquirí la nacionalidad Mexicana. Y ese año también se termina el programa porque se estaba terminando el sexenio.
¿A qué se dedicó Juan Carlos Abara, después de Bubulín?
En 1982, participo como productor del Festival Juguemos a Cantar y de varios artistas del elenco de Discos Musart hasta 1984, luego soy contratado por la división Discos de Televisa (Fonovisa-Melody) como coordinador de producciones y en 1985 escribo las canciones del mundial de fútbol México 86. Desde ese año hasta el 2003, trabajé en Televisa, terminando como director de producciones y de las editoras musicales de México y USA. Actualmente, junto a mi hijo Alejandro, tenemos una compañia productora y desarrolladora de talento, que cuenta además con un estudio de grabación con la mejor tecnología (www.fabricadexitos.com), donde le hacemos trabajos a practicamente a todas las compañías discográficas, como también a diferentes televisoras y a particulares. Estamos comenzando a realizar películas con una compañía llamada Campanario Entertainment, en la cual participamos como socio y productor ejecutivo. Ya hemos filmado dos películas que están en su fase de post-producción.

Y por último. Tomando en cuenta lo querido del personaje,
¿nunca ha considerado reeditar los discos con las canciones del Duende Bubulín?
Hemos recibido mucha correspondencia pidiendo discos del Duende y por lo mismo estamos preparando nuevas grabaciones, una página en internet y muchas sorpresas más. Así terminó nuestra pequeña entrevista…
Sin embargo, no queremos quedarnos con una duda que nos ha asaltado durante mucho tiempo…

¿No debió de haber ganado Juanito Farías y su “Caballo de palo” el Festival Juguemos a Cantar?
Ja, ja, ja. Lo de Juanito Farías tal vez, pero tomen en cuenta que yo no fui el jurado, sólo el productor. Por cierto, ¿sabían que esa canción es de Omar Alfano, de la época en que vivía en México y comenzaba su carrera. Es autor, por ejemplo, de “El gran varón” y “A puro dolor” entre otras. Con esto, no nos queda mas que agradecer al Señor Juan Carlos Abara el tiempo que nos dedicó para esta mini entrevista, pero mucho más le agradecemos el tiempo dedicado durante nuestra niñez. Ignorantes delirios de Phineas.

¿A poco no era igualito a Ernesto Zedillo?

5 comments:

LA Matrsuhka said...

JAJAJAJA
ESTUVO BUENO
SIN EMBARGO, HOY NADIE SE OCUPA DE LOS NIÑOS, BUENO, LOS PATITA DE PERRO Y YUCATAN A GOGO PERO COMO QUE YA PEDIERON GRACIA...
EB FIN, YO SIGO RECORDANDO MI INFANCIA CON LA PELICULA DE "LABERINTO" CON DAVID BOWIE Y EL DISCO LONDON CALLING DE THE CLASH. SI, NO TUVE UNA INFANCIA NORMAL

HAMLET said...

Hola Rogelio, hace como un año iba a postera sobre Bubulín, pero en esa época era muy neofito en cuestiones bloggerlies, y en vez de escribir el texto en word, lo escribía directamente y al momento de publicar pues nomás no se publicó nada y se hecho a perder.
Yo también vi una entrevista a Bubulín en el canal 54 de Monterrey y eso me inspiró a escribir sobre este duende buena onda. Por cierto, un lector mío me mando el correo del dichoso duende, pero nunca le he escrito. Deja lo busco y te lo mando, ahorita vengo.

HAMLET said...

jabara@fabricadexitos.com Este es el mail que me mandaron de Bubulín, no se si realmente sea de él. Saludos.

polvo de menta said...

no mames... escribirle a bubulin, jajajaja

Edgar López said...

Objetivamente es todo un zedillazo, y en lo que respecta a Juanito Farías coincido en que fue un alevoso robo, joder, como pudo haber ganado Lorenzo Antonio y sus carnalas, en esos casos como vulgarmente se dice:
No mamen¡¡¡