Wednesday, April 18, 2007

El Águila Plateada de Giacinto Benotto

Hoy, 19 de abril, se conoce como El Día de la Bicicleta y debería ser tan importante como el 1º. de mayo, con asueto y un gran desfile bicicletero. Ahora que las autoridades fomentan el uso de la bici con bombo y platillo vale recordar los oficios bicicleteros más comunes, muchos de los cuales han desaparecido, así como a la protagonista que le ha puesto ruedas al desarrollo del país: una bicicleta llamada Águila Plateada.


Cuando Giacinto Benotto pedaleaba profesionalmente en su natal Torino, Italia, no imaginó que la bicicleta lo llevaría tan lejos. El ciclista fundó su fábrica en 1931 y con el paso de los años alcanzó una velocidad de producción de 500 bicicletas al día. Veinte años más tarde, Benotto tuvo una visión de negocio y emigró para probar suerte en América. No llegó a los Estados Unidos, como todos los fabricantes europeos, él prefirió venir a México para forjar una industria bicicletera.

Primero en Guadalajara y luego en la Ciudad de México, Benotto inició sus operaciones en 1953 y a partir de entonces ha tenido sus altibajos, como en el terremoto de 1985 en el que se perdieron sus instalaciones. Al finalizar la década de los ochenta, la compañía resurgió por ser la primera en importar bicicletas de montaña y poco después empezó a fabricarlas. La marca es famosa por patrocinar a los ciclistas más destacados en las rutas del mundo: Francesco Moser, Greg Lemond, Raúl Alcalá, Cochise Rodríguez, Alfio Ferrari y al “ciclista más grande de todos los tiempos”, Eddy Merckx, el pedalista belga conocido como “El Canibal” que durante los años setenta ganó más de 550 carreras, entre ellas cinco Tours de France, tres Giro de Italia y un récord de tiempo que fue insuperable durante doce años.

Gimena Garza

En México, Benotto patrocina a un equipo de ciclomontañismo y a varios destacados, como José Luis “El Pájaro” Pérez, José Guadalupe “Lupillo” Cruz y a la ciclista Isabel León Moncada, quien obtuvo en 2005 la medalla de oro en la prueba de velocidad del Campeonato Mundial Master en Manchester, Inglaterra. Con una bronquitis marca DF, León Moncada también obtuvo la de bronce en la prueba por puntos. Gracias a su récord de velocidad, Benotto suma 11 campeonatos mundiales en su haber.

Hoy la compañía fabrica medio millón de bicicletas al año, su catálogo supera los cien modelos (ruta, montaña, cross, paseo y trabajo) y exporta sus velocípedos a 25 países. De todas esas bicis, quizá la más interesante y representativa sea el modelo Benotto Águila Plateada R28, una de las bicicletas de trabajo más populares. Está hecha de acero cromado y el cuadro tiene doble tubo superior porque fue diseñada para uso pesado. Normalmente salen con pedales suaves de hule, salpicaderas, sillín con resortes y el portabultos trasero para llevar un pasajero o los utensilios de trabajo.

El Águila del Dr. Neon.

Este modelo le hace honor a su denominación de bicicleta emplumada hecha en México: fortaleza y libertad, atributos suficientes para ponerle alas a todos esos oficios de las ciudades y los pueblos que cada vez son menos y que hicieron época. Por ejemplo, el cartero, con su silbato y su morral de cuero lleno de buenas y malas noticias. O el panadero que todavía se ve en los pueblos, haciendo equilibrio con la canasta del pan en la cabeza o en el portabultos trasero, a él se le debe el mote de “bicicleta de panadero”. Uno espectacular es el afilador, que anuncia su llegada con la ocarina y luego transforma su bici en una máquina que lanza chispas mientras hace girar los pedales.

Libertad. Cleta y Palomas de Rafael Sánchez de Icaza.

El lechero solía cargar los botes llenos en el portabultos de su bicicleta, pero este oficio ya se extinguió, ¿o alguien ha visto alguno? El jardinero es otro que aún puede verse en estos días, lleva su pesada podadora, las tijeras y una escoba hecha por él mismo, todo atado en perfecto balance. Y pedalea con una fuerza que ya quiséramos muchos, si se le mira pasar parece montado en una escoba voladora. El plomero y el cerrajero también cargan con el cajón de las herramientas, el soplete, las ceguetas y algunos fierros extras que suelen utilizar. El repartidor de la farmacia y el de la tienda de abarrotes, se les ve pasar a cada rato con sus cajones de plástico bien amarrados y repletos de mercancías por entregar. Los mensajeros, tan efectivos en medio del tráfico. Y los policías que antes hacían el rondín en su Águila, ahora se les dice policletos y van en bicicletas de montaña o en las bicis chinas que son más baratas.


En otra clasificación se encuentran los que pedalean triciclos industriales en los que llevan su changarro, como el chicharronero que se pone afuera de las escuelas y vende sus “venenos” de zanahoria y pepino nadando en caldo de limón y chile. Van y vienen el zapatero y su taller móvil, el ropavejero que pasa gritando, el repartidor de garrafones de agua y el de los tamales que se detiene en la esquina con sus tambos humeantes. Todos ellos dependen de la bici para trabajar y recuerdan al personaje de El Ladrón de Bicicletas, la película de Vittorio de Sica sobre el doble drama que vive un desempleado cuando le roban su bicicleta.

Acamonchi

Si hubiera un tomo que contara la historia de la bicicleta en México, Benotto ocuparía varios capítulos. Ya son 76 años desde su fundación, de rodar y fabricar un medio de transporte ecológico, de diversión, deporte y salud. Su mayor mérito quizá ha sido el de ponerle ruedas al país con su modelo utilitario. Feliz día de la Bicicleta.

8 comments:

drneon said...

Sin lugar a dudas este sería un mejor lugar para vivir si una tercera parte de la gente fuera habitual al uso de la Birula como medio de transporte.

Aunque para muchas personas las Bicis es su fuente de trabajo, el tener una -o el reencontrarse con una- trae a la cabeza recuerdos muy chidos.

¿Quién no tuvo alguna vez una aventura entrañable montado en una bicicleta?

Supongo que es algo parecido a aquel poema de Pessoa que termina diciendo..

"...porque ridículo es quien nunca en su vida escribió una carta de amor -como todas las cartas de amor- naturalmente ridícula"

Joni said...

Feliz día de la bici!!

Espero con ansias poder treparme a bici y darme un rol por lo menos de 3 horas a toda velocidad que me deje totalmente agotado....iiiuuu!!

Aunque luego me reclamen, jajaja

Lolita said...

Terribles augurios sobre el futuro de PEMEX, me tuvieron pensando toda la semana pasada que debería comprarme una bicicleta.

La última vez que me subí a una, planeaba hacer un recorrido como de 10 calles, más el regreso. Llegando a la segunda, me di cuenta que no podría. Regresé sin aire a mi casa (después de recorridas cuatro calles) y al día siguiente cada musculo del cuerpo me dolía de modo distinto.

Ojala pueda andar en una de nuevo.

taller said...

Pues esta bonita el Aguila plateada, pero yo me compre una antier y resulto ser pésima. Parece ser que ya no las hacen como antes. La lleve con un bicicletero y me dijo que era de pesima calidad y que las partes eran hechas en la india, ya no en mexico. Y bueno... es verdad. La bici es una porqueria que no le sirven los frenos y los resortes del asiento se doblaron a los dos dias (peso 80k, deberia de soportarme). Quize ajustarle los frenos y el tornillo se barrio... ahora no tengo freno delantero. Si quieren ahorrarse un coraje no compren esta bici.

MINAA BIKES CUSTOMS said...

pues reiterando feliz dia de la bicicleta,,,, mi primer cleta fue una Benotto, la tuve hasta hace unos meses, despues de una reconstruccion a fondo,, pero eso si... no estaba oxidada apesar de que mi jefa me la avento ala azotea, quedo chingona,, claro a mi estilo,,,hastas que le gusto a un chavo que le entrava al freestyle, y se la llevo....ami me hizo felis por mas de treinta anos espero haga feliz a otras personas,,les mando un saludo y aprovechandome de la ocacion, les promociono mi taller de restauracion de bikes antiguas chequenla hay buenas cletas mexicanas minaabikescustoms.blogspot.com myspace.com/minaabikescustoms

Blue Monky said...

Hola, yo tengo una de estas, la quiero mucho, es ya muy vieja como del 70, la estoy reparando todavia ya que a la larga se les tiene q dar su mantenimiento. Me gustraia saber mas d eeste tipod e bicis, alguien sabe donde puedo encontrara informacion??

L.A. Nefi Jacob López Barreiro said...

Excelente post. Yo tengo una Águila Plateada viejita, que estoy intentado recuperar, siendo que la considero la mejor bicicleta de todos los tiempos, por su versatilidad, resistencia, comodidad y facilidad de manejo (sobre todo para las personas que como yo medimos 1.85 mts.).

Regio Android said...

Yo tengo una original y sus piezas están echas y ensambladas en México cada mes le doy mantenimiento a todas sus masas y la verdad es una maravilla la bici vuela como dice su nombre como un "águila"