Thursday, July 24, 2008

Dos Personajes

De niño: Cepillín
Hace un par de meses, cuando trabajaba en una agencia, salí con un amigo por unas hamburguesas y de regreso sucedió: al entrar al edificio me encontré con el auténtico y original Cepillín, el payasito de la tele. Verlo ahí era un misterio, supuse que había ido a grabar algún programa al canal de video que está en el penthouse del edificio. De cualquier modo, era como estar de golpe frente a mi infancia y casi pude percibir el olor de la sopa de fideo que aún prepara mi mamá. Mi reacción fue exclamar ¡Heeey, Cepillín! Y le pedí una fotografía que mi cuate nos tomó con el celular. Aceptó muy sonriente y sorprendido de que alguien como yo lo saludara. Durante mi niñez crecí viendo su programa, lo sintonizaba al llegar a la casa después de la escuela, antes de sentarme a comer (como en ese momento, nótense las burgers al fondo). Siempre me cayó bien por ser un payaso musical, por su prendidez –que hace unos años le costó un infarto- y por traer el pelo largo natural (no peluca). Antes de seguir cada quien su camino le dije que era el primer payaso contracultural de la tele en México (no recuerdo si fue antes o después del Duende Bubulín). Eso lo alegró mucho y una mujer que lo acompañaba –supongo que su esposa y/o su representante- le comentó: “¿Ya ves? Te lo dije…” Hace unos días lo vi en la televisión, lloraba por un problema que tiene con su casa y que lo ha dejado en la pobreza. Pensé en lo triste de la situación, la de ver a un payaso llorando. La vida es tan jodida que le quita la sonrisa hasta a un payaso.
De niñote: Bares
En la preparatoria y en la universidad, apasionado de toda lectura que oliera a contracultura, empecé a leer a Mauricio Bares en la revista La Pusmoderna, en el suplemento Sábado del Unomásuno y en el tabloide de morbo y amarillismo de fondo que editaba con Juan Manuel Servín, A Sangre Fría. Desde entonces lo clasifiqué como un escritor maldito con un humor bendito y no le perdí la pista. Se convirtió en uno de mis favoritos por el filo de su prosa, el humor narcótico y la sofisticación de su escritura, fina y cortante como dos largas rayas de coca en el espejo. Conozco a Bares a través de todos sus libros, El otro nombre de la Rosa (relatos), Coito Circuito (relatos, Moho), Streamline 98 (novela), Sobredosis (relatos), Me ves y sufres (relatos en coautoaría), Ya no quiero ser mexicano (crónicas, editorial Nula) y su más reciente Posthumano, la vida después del hombre (ensayos, Almadía). Y también lo conozco personalmente porque hace unos diez años empecé a frecuentar la editorial Nitro Press, en su departamento de la calle Milán, y a colaborar en la revista Nitro. Es un escritor y editor que ha publicado casi toda su obra y la de otros autores (Juan Manuel Servín, Rubén Bonet, Bernardo Esquinca, Pepe Rojo) de manera independiente en su editorial. En ese tiempo nació una amistad y un día, leyendo uno de sus blogs, descubrí un cuento que se llama Las bicicletas también se embarazan (ahora publicado en Ya no quiero ser mexicano) y supe que Bares sabía sobre la cultura de la bicicleta. Todo eso me llevó a invitarlo a presentar el libro Las Bicicletas y sus Dueños en La Casa del Poeta y luego en Donceles 66, donde nos tomamos esta fotografía en compañía de una de sus alumnas del taller literario.

Bares escribió un texto estupendo titulado Bicis y vuelos que pueden checar en www.rueda-libre.blogspot.com

Para conocer más sobre su trabajo:
www.posthumano.blogspot.com
www.mauriciobares.blogspot.comwww.nitropress.blogspot.com

28 comments:

Raúl Ernesto said...

Cepillín... de el nomás recuerdo la rolita de la feria, que aún siendo un morrito, me causaba irritación... Bares parece muy interesante, gracias por compartir los espacios de ondas que si merecen una zambullida .

polvo de menta said...

de niña tuve un disco autografiado de cepillin...

Arturo Xiuhticoatl said...

Yo no tuve la oportunidad de disfrutar los programas de cepillin en su tiempo, pero recuerdo un acetato de él que era de mi hermana mayor y que me gustaba bastante, junto con aquel dudoso disco de Los Pitufos ¿quien demonios era el padre Abraham?. Hace poco, en cable, comenzaron a repetir sus programas y no mames! la mágia de la televisión era la neta!...y la verdad, tambien me deprimió verlo sufriendo en la tele. Implecable su analogía al respecto. Por una u otra razón, aun no acabo el libro de Bares Ya no quiero ser mexicano, pero tengo buena impresión de lo que llevo leído.

LA Matrsuhka said...

hey maestro, entrele mas seguido a las hamburguesas como que lo veo cada vez mas flaco. Buena onda con el cepillin, yo tambien alguna vez cante sus rolas antes que las de los kinks... eso si, alguna svez alucine con un cepillin disfrazado de joey ramone. Hey Ho!

Juan Carlos Gutiérrez Mercado said...

Master Roger!

Es Cepillín es la onda, y sí, es triste saber que el tipo llorá. Así es la vida del payaso, felíz por fuera pero triste por dentro.

Y Bares, ya había escuchado de él, pero no he tenido chance de encontrar sus libros. Igual en octubre me lanzo al Defectuoso, habrá que buscarlos.

Sobre la entrada de Julieta Venegas, espero que tus ojos ramoneros no se hayan asustado, jeje.

Un abrazo.

Jc

checo_motoneta said...

je si pues pienso igual que de los mas trsite que puede haber en la tierra, es un payaso triste o llorando. Es algo tan cruel y despiadado, pero pues asi es eso de la farandula, por un rato lo tienes todo, pasa el tiempo y cuando ya no eres famoso la sufres. Creo recordar unas pelis de el y un cassette, mi mamà me decia que su decandencia fue a la par de su alcolismo y de ahi siempre que se me atravieza su imagen, le trato de ver los estragos del mismo. se me hizo la idea de un payasito borracho. lo de su mata tambien me late todo banda.jejej

Monica Alvarez said...

Mi hija cantaba cuando pequeña:

"Cepillín
Cepillín
estoy muy flaco
parezco calcetín".

Aún recuerdo ese programa.

Saludos

Rulo M. Y. said...

Nunca vi a al bueno de cepillín, más si supe siempre de su existencia. Aun recuerdo rolas como el bosque de la china o la feria de cepillín. Lo que nunca he entendido, es porque se hace llamar cepillín (¿?). Hay muchas cosas que no se de el, pero ya investigaré.

Lo que me sorprende ahora es, como en un día tan contracultural como hoy (siendo que acopio informacion de Banksy y otros grafiteros, desde la mañana), me vine a topar con esto. Gracias.

Metrópolis said...

Creo que si fue primero Cepillin que Bubulin, y la neta que lástima que semejante icono infantil (casi al grado de Chabelo) haya desaparecido como le paso a él...Creo que aún me sobreviven en casa de mis padres una buena cantidad de discos en vinilo de él...Lástima que el de Bubulin valio madres y nunca supimos donde paro.

Saludos!

Gabriela Clayton said...

órale, yo ya no fui tanto de la época de Cepillín, pero soy igual de nostálgica, a Bares tengo que checarlo

Ricardo Arce said...

Precisa que ayer me hablaron de Mauricio Bares... y yo no supe qué pedo.


Cepellin tiene asì la cara por la coca?


Jeje. A mi también me gustaba de morrito.


Necesito leer tu libro.

Saludos.

Xoconoxtle Cósmico said...

Eh?? apoco era bien coco?? chaaales!

Creo que ya puedes entrar más rápido, cambié de skin(¿head?).

Roberto said...

wow! yo quiero una foto con cepillin, que suerte

Sucré.... said...

ki ubo don rog... (estoy escribiendo como me enseño mi adolescente hermana ella dice que es mas aca, ocupo menos letras y digo lo mismo), en fin, oiga tengo una duda, sus comentarios son buena o mala onda? ya no entiendo, resulta que al principio pense que estaban bien intencionados digo, una critica siempre es buena, y las de uste las aprecio mucho porque su trabajo me parece mas que bueno, pero no se trata de eso, despues pense, comparaciones ehh? todos caemos en eso cuando nos topamos con algo nuevo (que conste) esta bien, el libro que me comento, la verdad no lo conosco, pero ahora que me menciona a los rollings pss ya no se, digo yo se que el inconciente te puede hacer repetir las cosas que mas te gustan , pero esas se llaman influencias, y tambien se, que (y parece que eso es, gracias a q uste es un leido y conocedor) mis cuentos carecen de un toque sutil de originalidad,pero, el chiste no esta en contar lo que todo mundo cuenta, si no contar nuestra propia version (no cree?) en fin, ahi ta la pregunta, que me intriga cualquiera que sea la respuesta, se le agradece en demasia y tratare de hacer caso a sus recomendaciones .... tenkiuss!!!!

uhhh sorry por el super comment, andaba inspirada.

Carlos Velázquez said...

ujule: qué bizarrez más pacheca.

es lo mix, no?

si cepillín hubiera sido escritor hubiera sido bares.

y si bares hubiera sido clown sería igualito a cepi.

un salud

Gimena Garza said...

EiK, ese cepillín luce idéntico!!! a mi no solo me gustaba sino que vivi enamorada de él,jajajajajja.
Saludos,

rotabeauvoir said...

Ay a mí los payasos siempre me causaron miedo y cosa fea... creo que la culpable fue la película de "Juegos Diabólicos" y la escena espantosa esa del payaso debajo de la cama... desde entonces no puedo asomarme abajo de mi cama sin tener una sensación de:

:(


Un abrazo, gracias por la recomendación de Bares...

Besitos rotos!

Coahapan said...

putamadre, que envidia maestro...!

una foto con el Cepillín no tiene precio.

También me lo chutaba en la telera cuando regresábamos de recoger a mi hermano en el kínder. el encanto se terminaba en cuanto empezaba 24 horas...

Incluso una vez que me llevaron al mero Circo de Cepillín (donde estaba la carpa Astros) estaban filmando algunas escenas para su película.


saludos

Sucré.... said...

Gracias por Bares!!!!, ya empece a leerlo, es genial....

ordinario said...

En mi casa todavia anda un disco de Cepillin, "payasito de la tele", y en la portada venía Cepillin como en un circo y un niño que en mi infancia siempre percibí como que tenia patas de becerro. No se por que.
Lástima que con el ultimo chubasco subio casi medio metro el agua(¡Dentro de la casa!)y valieron madre todas las portadas de la colección de acetatos de mi jefe, sin discriminar entre Acerina, Santa Esmeralda,Los Panchos, Beatles o Brian Johnson.
Tambien bailaron con la mas fea muchos números de La Mosca.
ni pedo.

Me echare una vuelta por los blogs de Bares.

Saludos!

Rulo M. Y. said...

www.elruidoderulo.blogspot.com saludos.

Edgar López said...

Ese cepillin es parte del soundtrack de nuestras vidas, como no¡

Me acuerdo que a veces en el programa salia su carnal (que era el mismo), la neta deberian de darle algun espacio en la tele.

Saludos¡

Rulo M. Y. said...

Cambió la dirección:

http://nnoise.blogspot.com/

rebelectrik girl said...

Worale con tu hermana enamorada de Cepillín... Yo también lo vi de niña, lo que me hace preguntar: ¿Pues cuántos años duró su programa?

Me sabía todas sus rolas... Es como un pre kiss.

Bexxxos!

Damián Mictlantecuhtli said...

me dan cosa los payasos, prefieros los mimos... son bien darkies... jajajaa

orale... presenta la alumna, porque ahora yo no tengo a quien amar... snifff


saludos... checare los link, los titulos me fulminaron...

polvo de menta said...

ahora yo te presiono
ya postea!

Malinche said...

Cepillín!! no mames!! la onda total... jamás vi su programa, pero la música nunca se hizo esperar en casa...

saludos y éxito...

Su Satánica Majestad said...

Hola...! Seguí con regularidad los escritos que publicabas en La Mosca En La Pared, y recordando que en alguno de ellos hablabas de tu blog, me di a la tarea de buscarlo, y ha sido una grata sorpresa. Me he tomado la libertad de agregarte a mi lista de blogs a visitar, pues para decirlo sin tanto rodeo, lo que escribes es pocamadre y muy interesante. Aún recuerdo aquellos artículos donde hablabas de la quema de discos, y de los beneficios de la piratería, así como uno llamado "Postal Postnavideña", o algo así. Seguramente habrá algo de eso por aquí; recién estoy leyendo tu blog. Y a propósito de Cepillín, qué mal pedo lo de su casa. Una estrella caída más en nuestro propio y privado Hollywoodcito Región 4... años sin saber nada de Cepillín. Un saludo.