Friday, May 20, 2011

Si mañana se acaba el mundo (2001)

Ahora que se ha puesto de moda el asunto, una amiga me preguntó qué haría si una mañana nos dijeran que el mundo tiene las horas contadas mientras vemos las imágenes de destrucción en la tele. Como eso ya lo había pensado, la respuesta fue sencilla: echaría en una mochila la Obra Poética de William Blake, los seis Conciertos de Brandenburgo de Bach en el walkman y agua suficiente para un par de días. Pasaría a ver a mi familia un rato y antes de perderme en el bosque pedaleando suavemente mi bicicleta, entre la hierba y las hojas secas, me tomaría el mejor de los ácidos. Esa me parece la mejor manera de morir.

2 comments:

Germán Ortiz said...

El mundo nunca se va a acabar si las predicciones vienen de ese puto libro llamado la biblia, además los muertos no regresan, o sea que ese tal Jésus nunca va a venir

rogelio said...

se acabe o no, venga o no, yo me voy en mi bicicleta lisérgica. saludos, Germán!